Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Proponen crear redes de I+D en biocombustibles en LAC

Shares

[BOGOTÁ] Brasil lidera de lejos la producción de bioetanol en América Latina, con 33,2 por ciento de participación en el mercado mundial, seguido por Colombia con el 0,4 por ciento.

En biodiesel, Argentina se consolida como el segundo productor mundial, con 13,1 por ciento del mercado, seguido por Brasil, con 9,7 por ciento.

Los datos provienen del 'Estudio regional sobre economía de los biocombustibles 2010' divulgado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL (29 marzo).

Brasil también es líder en cuanto al marco legal para producción de bioetanol a base de caña de azúcar, seguido por Colombia y Argentina. Los demás países de la región están empezando a desarrollar sus industrias y a diseñar sus marcos regulatorios.

El auge que desde el año 2000 ha tenido la producción de biocombustibles, agrega el estudio, ha incentivado con políticas agresivas el desarrollo de esta industria, buscando independencia energética, sustitución de importaciones de combustibles fósiles, generación de empleo rural y fomento a la inversión.

El estudio reconoce en los biocombustibles una oportunidad para la región, pero sugiere a los gobiernos diagnosticar adecuadamente su potencial de producción y cultivos energéticos adecuados, además de asegurarse que las políticas beneficien a los pequeños agricultores.

La CEPAL liberó simultáneamente otros dos estudios. 'Análisis comparativo de patentes en la cadena de producción de biocombustibles entre América Latina y el resto del mundo' destaca que Brasil fue el país latinoamericano que solicitó más patentes en 2008: 7.242, frente a las 9.840 de toda la región.

Y 'Políticas y capacidades de investigación y desarrollo e innovación para el desarrollo de biocombustibles en América Latina y el Caribe' propone crear dos redes de investigación regionales, dadas las limitaciones para desarrollarlas individualmente en cada país.

La primera red apuntaría a biocombustibles de primera generación, genética de plantas, química de procesos y optimización de uso del suelo. La segunda se centraría en biocombustibles de segunda generación: biomasa (celulosa), algas, cultivos no convencionales y química de procesos

Ambas “estarían abiertas a la participación de todos los países de la región, en alianza con centros internacionales de I+D y con agendas restringidas al logro de resultados concretos”, dice el estudio.

El componente de innovación tecnológica aseguraría el desarrollo y difusión de conocimiento, actividades emprendedoras, formación de mercados, movilización de recursos y logro de asociaciones de colaboración.

En Colombia, donde los biocombustibles son considerados desde hace cinco años como un sector estratégico de talla mundial, el Programa de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biocombustibles, Plan Biocom, ha apoyado 194 proyectos de investigación, 44 por ciento de ellos en bioetanol, 42 por ciento en biodiesel y 14 por ciento en estudios generales.

“Las alianzas son necesarias”, dijo a SciDev.Net la ingeniera Ángela Cadena, de la Universidad de los Andes y coautora del estudio. “Para un país de mediana escala, como Colombia, son una posibilidad para incrementar su productividad científica”.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.