Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Crean nanofiltro efectivo y barato para purificar agua

[SANTIAGO] Un filtro consistente en un trozo de paño de algodón impregnado con nanotubos de carbono y nanoalambres de plata podría transformarse en una valiosa tecnología para combatir enfermedades transmitidas por el agua, gracias a su simplicidad, bajo costo y eficiencia.

Además, el nuevo filtro podría evitar que los sistemas industriales para filtrar agua se bloqueen cuando hay muchas bacterias acumuladas en su interior.

Científicos de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, describen el nuevo filtro en un artículo publicado en NanoLetters (20 de agosto).

En lugar de atrapar bacterias, como hacen la mayoría de los filtros, la “nanomembrana” desarrollada por ellos las mata.

Como las bacterias son destruidas en lugar de recolectadas, los poros de la tela de la que está hecho el nuevo filtro pueden ser más grandes. Esto logra que el agua escurra más rápido e impide que el filtro se tape y deba ser reemplazado.

En pruebas de laboratorio, la aplicación de una corriente de 20 voltios dentro del filtro mató al 98 por ciento de bacterias E. coli, que pueden causar infecciones graves.

“Nuestro dispositivo funciona con 20 por ciento menos energía y puede filtrar 80 mil veces más rápido [que filtros convencionales]. También podría costar menos”, dijo Yi Cui, el investigador principal, a SciDev.Net.

El filtro tiene un bajo consumo de energía porque es un excelente conductor de electricidad y funciona por gravedad, por lo que no necesita una bomba para succionar el agua.

La electricidad requerida por el nuevo filtro podría provenir de un panel solar pequeño, de dos baterías de auto de 12 voltios cada una, de una bicicleta estacionaria o de un dispositivo activado manualmente.

El costo del filtro es bajo no sólo porque funciona con poca electricidad, sino porque está hecho de una tela de algodón barata y sus nanoalambres contienen muy poca cantidad de plata, un metal reconocidamente bactericida.

“La tecnología es viable, interesante, innovadora”, dijo a SciDev.Net Nina Bogdanchikova, del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

José Heriberto Espinoza de la Universidad Autónoma de Baja California, México, opinó a SciDev.Net que “el sistema de filtración propuesto tiene el problema de que no elimina las sales como sulfatos y cloruros y materia orgánica”.

Añade que falta estudiar el tiempo de vida útil del sistema y determinar la adhesión de los nanomateriales a la superficie del algodón.

Yi Cui dijo que continuará investigando si su filtro destruye otros tipos de patógenos y si los nanomateriales se liberan al medio. También realizará demostraciones in situ a gran escala.

Enlace al resumen del estudio en NanoLetters