Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Más cosechas anuales aumentarían la seguridad alimentaria

CIMMYT/Flickr

De un vistazo

  • Cosechar más de una vez al año podría aumentar la producción mundial de alimentos en un 44% anual

  • América Latina, África y Asia como los lugares con mayores posibilidades de aumentar el número de cosechas

  • Infraestructura, créditos y capacitación son esenciales para aumentar el número de cosechas

[SANTIAGO] Maximizar el número de cosechas al año podría aumentar la producción mundial de alimentos en un 44 por ciento anual en el corto plazo, según un estudio que comparó el número actual y potencial de las cosechas de 177 cultivos usando de la FAO  entre 1961 y 2011.
 
Deepak Ray  y Jonathan Foley, del Instituto del Medioambiente de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, estimaron que en el mundo se pierde una cosecha promedio cada dos años e identificaron a América Latina, África y Asia como los lugares con mayores posibilidades de aumentar el número de cosechas.
 
Particularmente en los trópicos, agregan, podrían hacerse múltiples cosechas anuales.
 
También encontraron que nueve por ciento del aumento de la producción global de alimentos entre 1961 y 2007 se debió a cosechas más frecuentes y que en 2050 este factor agregará a la producción mundial casi lo mismo que nuevas áreas cultivadas.

 

“[Si no se cultiva más de dos veces al año] es por razones socioeconómicas, como falta de crédito agrícola y problemas de conectividad”.

Deepak Ray
 

Deepak Ray, autor principal del estudio publicado en la edición de diciembre de  Environmental Research Letters, dice a SciDev.Net que obtener más cosechas en forma sostenible se puede lograr aplicando fertilizantes y otros productos químicos en forma óptima y usando prácticas agroecológicas que cuidan el medio ambiente.
 
Indica que en Latinoamérica, Bolivia, , Colombia, Ecuador, México, Perú, Venezuela y otros países más pequeños tendrían capacidad para producir al menos dos cosechas anuales en sus actuales tierras de cultivo.
 
“Si no lo han hecho es por razones socioeconómicas, como falta de crédito agrícola y problemas de conectividad, aunque algunos estados eros como Mato Grosso ya están superando estos problemas”, explica Ray.
 
Según el estudio, los países con tasas significativamente bajas de cosechas anuales entre 2000 y 2011 son Argentina, Cuba, República Dominicana y México.
 
Leah VanWey, investigadora del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad de , Estados Unidos, agrega que en América Latina en general, y en en particular, las barreras para ir de una a dos cosechas al año son logísticas y educacionales.
 
“Se necesitarían más silos para almacenar las cosechas y mejores caminos, medios de transporte y puertos para llevarlas al punto de venta más rápidamente, además de agricultores y mano de obra versada en prácticas agrícolas avanzadas”, señala.
 
Agrega que el estudio de Ray y Foley no tomó en cuenta las limitaciones del terreno y la necesidad de introducir nuevos cultivos o nuevas variedades —a menudo usados donde los días son más largos — cuando se cambia de una cosecha anual a dos.
 
Los investigadores advierten que incrementar el número de cosechas anuales puede no ser apropiado en todas partes, ya que podría erosionar los suelos y mermar el agua de riego, lo que disminuiría los rendimientos y dañaría el ambiente en el largo plazo.
 
Enlace al artículo completo en Environmental Research Letters

Referencias

Environmental Research Letters Volume 8 Number 4
Deepak K Ray and Jonathan A Foley 2013 Environ. Res. Lett. 8 044041 doi:10.1088/1748-9326/8/4/044041